jueves, 26 de noviembre de 2009

Misa Ricotera. Tandil, 5 de julio de 2008

Todo es efímero. Este recital fue efímero, si, pero inolvidable. Mucho frío, mucha niebla, pero también mucha excitación y expectativas. La espera fue eterna, pero la Misa comenzó bastante puntual, pasadas las 21.30 hs. ”Damas y caballeros, los Fundamentalistas del Aire Acondicionado” fueron las primeras palabras que dieron comienzo al show, seguidas de los acordes de ”Pedía Siempre Temas En La Radio. ”Gracias por haber venido, son muchos, eh” fueron las palabras que el Indio nos dirigió antes de seguir con ”Ramas Desnudas” y ”Martinis Y Tafiroles” antes de darle lugar a La Hija Del Fletero”. Un repertorio bastante parecido al del 12 de abril en Jesús María, o eso era lo que parecía. ”Seamos buenos con Tandil, que ha sido muy hospitalaria con todos nosotros”. ”El Infierno Está Encantador Esta Noche” hizo explotar el Hipódromo. Llegó ”Y Mientras Tanto El Sol Se Muere”, una excelente canción, la cual me hizo derramar algunas lágrimas, cosa que no pensé q volvería a pasar después de Córdoba y mi primera experiencia ricotera, pero sí, el Indio me puede. ”Van a tener que ayudarme, porque mi salud no está en mi mejor versión”, nos dijo. Y así lo hicimos con ”Rock para el negro Atila” (una sorpresa increíble) y con todos los que le siguieron. ”Porco Rex” y ”Bebamos De Las Copas Lindas” fueron los siguientes. ”Un Ángel Para Tu Soledad”, otra vez no pude contener las lágrimas, son muchos los sentimientos y las emociones que recorren tu cuerpo en esos momentos tan redondos, tan de ricota. El Indio se tomó un corto receso para volver y entonar junto a todos nosotros ”Nike Es La Cultura no podía para de pensar: “que no lo corte, que nadie lo arruine”, y así fue, pudimos disfrutar de ese temón entero y sin interrupciones. ”Sopa de lágrimas (para el pibe delete)” y ”Te estás quedando sin balas de plata” generaron un estallido de aplausos. ”Ella Debe Estar Tan Linda” y ”Me Matan, Limón!”, sonaron increíbles, tanto como aquella vez en Córdoba y le dieron paso a ”Tatuaje”. Y sin que nadie se lo espere otra vez, nos deslumbró con “Divina TV Fuhrer”, seguida por otra sorpresa, que fue ”To beef or not to beef”. Increíble, una fiesta… no podía parar de saltar, de gritar… Una MISA RICOTERA! ”Vamos con el pasito nuevo, a ver cómo sale”, dijo el Indio, y salió excelente junto a las estrofas de ”¿Por qué será que no me quiere Dios?”. La fiesta continuó con ”Vuelo a Sydney”. Se hizo un pequeño corte y ”Pabellón séptimo (relato de Horacio)”, tuvo dedicatoria: ”Para los pibes”. Increíble, no se puede describir con palabras, sólo los que allí estuvimos sabemos lo que se siente. Ya se había perdido la noción de la hora, yo no podía entender si ya había tocado demasiado y en cualquier momento terminaba o si todavía faltaba más. Mis dudas se aclararon cuando ”Un poco de amor francés” y “Mariposa pontiac/Rock del país” hicieron bailar mi corazón. Nos pidió ayuda nuevamente, y todos juntos entonamos ”Juguetes perdidos”. Es practicamente imposible transcribir las emociones que uno siente en ese momento, todos unidos por el mismo sentimiento. El llanto acompañó a más de uno. Todo fue perfecto. Me demostró q más allá del tiempo, LOS REDONDOS siguen vigentes en nuestros corazones. ”Tatuaje” y ”Flight 956” precedieron al cierre del show, que estuvo coronado, nuevamente, por EL POGO MÁS GRANDE DEL MUNDO. Con ”Jijiji”, el Indio se despidió de nosotros diciéndonos: El que abandona no tiene premio, nos vemos el 27 de septiembre en San Luís”.
No puedo agregar nada más, fue excelente, impresionante, una fiesta, una verdadera MISA. No tengo más que agradecerle al Indio por todo, por toda la felicidad que provoca en mí y por haberme vuelto a llenar el alma!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario