jueves, 10 de diciembre de 2009

Disparo contra el sol con la fuerza del ocaso,
mi ametralladora está llena de magia.
Pero soy solo un hombre más,
cansado de correr en la dirección contraria,
sin podio de llegada y mi amor me corta la cara,
porque soy sólo un hombre más.
Pero si pensás que estoy derrotado,
quiero que sepas que me la sigo jugando
 porque el tiempo, el tiempo no para.
Unos días sí, otros no, estoy sobreviviendo sin un rasguñón,
por la caridad de quien me detesta.
Y tu cabeza está llena de ratas,
te compraste las acciones de esta farsa
y el tiempo no para.
Yo veo el futuro repetir el pasado, veo un museo de grandes novedades
y el tiempo no para.
Yo no tengo fechas para recordar,
mis días se gastan de par en par buscando un sentido a todo esto.
Las noches de frío es mejor ni nacer,
las de calor se escoje matar o morir
y así nos hacemos argentinos.
Nos tildan de ladrones, maricas, faloperos
y ellos destruyeron un país entero, pues así se roba mas dinero...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario