sábado, 31 de marzo de 2012

Solo cuando somos niños miramos la verdad porque nuestros ojos son verdad, 
hablamos la verdad porque lo que sentimos es verdad. 
Sólo cuando somos niños no nos traicionamos, 
no negamos el ritmo del cosmos.

Malinche, Laura Esquivel.