domingo, 2 de septiembre de 2012

+
Escucho un bit de un tambor entre la desolación,
de una radio en una calle desierta.
Están las puertas cerradas y las ventanas también,
¿no será que nuestra gente está muerta?
Presiento el fin de un amor en la era del color,
la televisión está en las vidrieras,
toda esa gente parada que tiene grasa en la piel,
no se entera ni que el mundo da vueltas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario